Por Redacción de Capital Humano

Las nuevas condiciones geopolíticas, las obligaciones legales y fiscales y, la gestión de los desplazados utilizando las nuevas tecnologías y el “Big Data”, están cambiando las políticas de expatriación de las empresas a nivel internacional. El II Congreso de AIAL, que se celebró el pasado 27 de noviembre, con el patrocinio de CIGNA y de AON, bajo el título: “El futuro de la Movilidad Internacional: nuevos retos”, analizó los tres retos que hoy condicionan el futuro de dicha movilidad: el impacto de la desglobalización, la nueva Directiva comunitaria sobre desplazados y por último, el impacto de la tecnología.

Descargar texto completo aquí