España, imán para el talento internacional